images

Blog

diferencias entre detergentes biodegradables y ecológicos

diferencias entre detergentes biodegradables y ecológicos

¿crees que un detergente biodegradable es sostenible o no perjudicial para ti y el medio ambiente?

La mayoría de la gente piensa que si un detergente es biodegradable es un producto seguro de usar tanto para el medio ambiente como para uno mismo. El término bio o biodegradable NO es suficiente para ser sinónimo de sostenible y beneficioso para nuestra piel, ya que es necesario tener otros muchos factores en cuenta … ¿qué significa exactamente biodegradable? o mejor aún ¿cómo de rápido se degrada? … si nos ponemos a pensar, incluso un coche se degrada ..pero igual pasan siglos!!

En resumen, el término biodegradable no tiene por qué estar acreditando que sea un producto sostenible, ya que puede ser biodegradable, pero tardar mucho en degradarse o no hacerlo de forma natural; o incorporar componentes realmente perjudiciales como, fosfatos, parabenos, desincrustantes con ácidos corrosivo y otros derivados del petróleo.

Cuando se elaboraban artesanalmente en casa los jabones a base de aceite usado, agua y sosa, contaminaban mucho menos que jabones o detergentes que ahora podemos encontrar en cualquier supermercado o droguería. Con la sofisticación de los productos químicos, los detergentes han ido incorporando agentes sintéticos tóxicos, que, si bien producen efectos blanqueantes, desincrustantes o antibacterianos, también provocan un grave impacto ambiental en los diversos acuíferos y medios naturales de contacto.

Estos agentes o componentes químicos como tensioactivos pueden ser de diferente tipo (aniónicos, catiónicos, …); algunos de ellos son derivados del petróleo, y por mucho que se enmascaren como biodegradables, esto no se cumple si los mismos no se degradan rápidamente después de ser derramados al agua (evacuados a través de los desagües y cañerías).. deben ser considerados altamente biodegradables. Si no se cumple este principio, la biodegradabilidad no existe, generando un grave impacto para la vida acuática.

Otro elemento presente en los detergentes industriales, que pueden tener el cartel de “biodegradable” son los fosfatos, que tienen una incidencia muy negativa sobre los medios acuáticos; éstos son un importante nutriente para las algas, y de este modo crecen desaforadamente y roban la luz a las plantas de ríos y lagos, provocando un fenómeno conocido como eutrofización que acaba con las comunidades acuáticas.

En definitiva, el requisito de biodegradabilidad es muy laxo  y poco exigente para poder denominar a un detergente como sostenible; solo habla de  los tensioactivos olvidando el resto de componentes, que pueden llegar a ser el 80% del total de producto.

¿Qué implica que un detergente sea ecológico?

No consideramos ecológicos la mayoría de los productos de limpieza industriales y por supuesto tampoco los que se denominan bio o biodegradables ya  para entrar en la categoría de producto ecológico y merecer la etiqueta, tal como los considera la Unión Europea en su reglamento  CE nº66/2010,  el detergente debe cumplir una serie de requisitos, tales como:

  • Utilizar tensioactivos naturales como los derivados del aceite de coco, saponaria, etc.
  • Usar sólo de blanqueantes naturales
  • No utilizar perfumes sintéticos
  • Producción con un reducido coste energético y a partir de energías renovables
  • Uso de envases biodegradables
  • Etiquetado preciso
  • No testar los productos con animales
  • Contar con el aval de certificación ecológica como son Ecocert o Ecolabel; en el caso de Ecocert, por ejemplo, exige para poder obtener dicha certificación, que el 95% de los componentes sean de origen natural.

Cierto es que estas certificaciones implican un coste adicional para los fabricantes que quieren disponer de dicho sello y ello repercute necesariamente en el precio final del producto que encontramos en los comercios; pero por otro lado ofrecen una seguridad certera de que el proceso de fabricación y los componentes son naturales y totalmente respetuoso con el medio ambiente; tal es así, que  el agua que se usa para lavar la ropa, sirve posteriormente  para  regar las plantas (ej Detergentes marca Biobel)

También se pueden encontrar detergentes más naturales que si bien cumplen con muchos de los requisitos exigidos por dichas organizaciones certificadoras, sus productores jaboneros no tienen la capacidad económica para abordarla, pero son tan sostenibles en su composición, fabricación y packaging (envases Bag in Box), como lo pueden ser los certificados ecológicos.

¿Nuestro consejo?

Si quieres participar en un ciclo de limpieza más sostenibles, ven a Maravillas de Jabón, no solo porque reducirás el plástico de envases en tus compras a granel sino porque encontrarás además detergentes, por supuesto biodegradables, pero tambien más naturales (sin fosfatos, sin parabenos, sin conservantes) y ecológicos certificados.

Compártelo:

Deja un Comentario

Hola👋
¿En que podemos ayudarte?
Maravillas de Jabón